Latitud de selección

ENTREGUE LA COLA DE MI MUJER. PARTE 1 RELATO EROTICO XXX

0 Comments

Me correría en la boca como lo hice tantas otras veces esto me dolió en el alma si no fuera porque te quiero preñar adelante del gilipollas que va tener que mantener al crío.

Mujer buen sumiso - 68478

Actividades populares

Todavía me aclaró que había dejado de tomar las pastillas anticonceptivas, ya que Jorge quería correrse adentro y que siempre existiera la posibilidad de dejarla embarazada. Ese mismo momento me doy cuenta de que no soy el mismo de hace 10 años. Entonces le dije -Ana, Javier es nuestro invitado especial, debes tratarlo como semejante. La próxima les digo si me separe o no. Él la libro del cabello y la jaló espontáneo a su verga, para que se atragantara.

Related Videos

En ese momento, Florencia entró en un orgasmo indescriptible; se retorcía de placer, gritaba como una salvaje y apretaba las piernas rodeando la cintura de Jorge. La voz ya pintaba perfectamente. Cuando terminaron, Jorge le hizo limpiarle la verga con la boca otra de las cosas que mi madama nunca me había querido hacer a mí , mi mujer accedió con total sumisión y se la dejó impecable. Entonces le dije -Ana, Javier es nuestro invitado especial, debes tratarlo como tal. Y me ha acción prometerle que sería su hembra, su puta. Tiene 27 años, linda, unas tetas que impresionan a cualquiera por su gran tamaño y que todo el mundo se detiene a avistar, y un culito redondo realmente efectista. Volteó a verlo sonriendo y en seguida dio un giro lentamente, se colocó frente a la verga de Javier y empezó a mamarla, a lamerla como paleta. Mi mujer se levantó para ir a atender. Allí estaba la que alguna vez había sido mi fiel esposa, abierta para que la embarace otro hombre, con sus enormes tetas expuestas y los pezones duros de la calentura.

Mujer buen sumiso - 858145

Videos relacionados-> ppno po

Lo qué pasó después no lo esperaba. Me sentía humillado por completo, y sin embargo traté de ocultar alce mi mujer la terrible erección que tenía. La llamo y quedo para las 18 horas. Creo que no podemos seguir juntos. Cuando terminaron, Jorge le hizo limpiarle la verga con la boca otra de las cosas que mi mujer nunca me había querido hacer a mí , mi mujer accedió con total sumisión y se la dejó impecable. Una putita culona a punto de estallar. En ese momento… acabo de nuevo.

A esta altura ya estaba seguro que era el mejor polvo de mi vida. En ese momento sentí bilis, celos y furia, pues ese no era trato con Ana ni con Javier. Mi mujer se levantó para ir a atender. Yo realmente te amo, pero te he engañado con otro hombre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*