Latitud de selección

POR QUÉ LOS FRANCESES RARA VEZ DICEN “TE AMO

0 Comments

Los enormes navíos que arrastran, cargados todos de riquezas, de los que salen los cantos monótonos de la estambre, son mis pensamientos, que duermen o ruedan sobre tu seno.

Conocer gente - 590570

Poemas en prosa / Charles Baudelaire; traducción del francés por Enrique Díez-Canedo

Afectividad verde para las que me atraían y X roja para las que no. Luego salí, y mis asuntos me retuvieron bastante rato fuera de casa. Yo, como ven, he sobrevivido. Porque Dorotea es tan prodigiosamente coqueta, que el gusto de verse admirada vence en ella al orgullo de la libertad, y aunque es libre, anda sin zapatos. Lo cierto es que se popularizó en tiempos de la II Guerra Mundial, durante la estadía de los soldados estadounidenses en Francia. Partía tranquilamente el pan, cuando un ruido muy leve me hizo levantar los ojos. Accedí a acudir. En realidad, se van porque la cita es aburrida, o porque yo no resulté ser lo que esperaban por las fotografías, que es todo lo que uno ve antes del encuentro en carne y hueso.

Conocer gente - 155949

Acordose a tiempo, sin embargo, de una ley muy conocida, aunque rara tiempo aplicada, en el mundo sobrenatural habitado por aquellas deidades impalpables amigas del hombre y obligadas con frecuencia a doblegarse a sus pasiones, tales como las hadas, gnomos, las salamandras, las sílfides, los silfos, las nixas, los ondinos y las ondinas -quiero largar de la ley que concede a las hadas, en casos semejantes, o sea en el caso de haberse agotado los lotes, la facultad de conceder otro, suplementario y excepcional, siempre que tenga imaginación bastante para crearlo de repente. Nos encontramos con un pobre que nos tendió la boina temblando. El cristianismo incorporó muy ligero este gesto y se usó en ceremonias religiosas. La noche, que ponía tinieblas en su mente, trae luz a la mía; y, aunque no sea raro ver a la misma causa engendrar dos efectos contrarios, ello me tiene siempre lleno de cábala y de alarma. Los fundadores de colonias, los pastores de pueblos, los sacerdotes misioneros, desterrados en la externidad del mundo, conocen, sin duda, poco de estas misteriosas embriagueces; y en el seno de la vasta comunidad que su genio se formó, alguna vez han de reírse de los que les compadecen por su fortuna, tan agitada, y por su biografía, tan casta.

Account Options

Individuo decía: «Ayer me llevaron al auditorio. Por esa razón he visto perfiles en Tinder de gente que lo utiliza para practicar idiomas, como Cristina, una italiana que con sólo dos días en Madrid buscaba trabajo, apartamento y gente para aprender español; su desubicación no daba lugar a adeudar ninguna otra intención con ella. Conocí a una tal Benedicta, que llenaba la atmósfera de ideal y cuyos ojos derramaban deseo de grandeza, de hermosura, de gloria, de todo lo que lleva a creer en la inmortalidad. Lo cierto es que se popularizó en tiempos de la II Guerra Mundial, durante la estadía de los soldados estadounidenses en Francia. En Francia, los apodos cariñosos son específicos de la persona o de su papel en su vida. Y empecé.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*