Latitud de selección

LEYENDAS DE COSTA RICA

0 Comments

La pieza es llevada por un macho, colgando de los hombros mediante unos tirantes, mientras otro lleva a La Niña, y ambas bailan, una simulando embestir a la otra, haciendo de vez en cuando genuflexiones delante de la imagen de la Virgen.

Conocer bien - 558679

Atuendo

En ella se puede apreciar una madama de rasgos indígenas con un pequeño niño en brazos. Esta fue colocada en los predios de la bailía, donde la gente que pasaba la pudiera ver, de modo que se arrodillaban y se persignaban, creyendo en la milagrosa aparición de la imagen. No se le podía lazar tampoco montar. El aborigen, al ver semejante cosa, la sacó de la caja y se cargó con ella para llevarla a los frailes de la ciudad de Cartago. Nadie lo hace por el terror que la aparición produce, pero la tradición oral dice que quien lo bebe, sana milagrosamente. Es patrimonio histórico arquitectónico de Litoral Rica desde el 7 de noviembre de La imagen de la Virgen de La Concepción fue traída de España entre y por fray Lorenzo de Bienvenida, como regalo del rey Felipe II luego de que el fraile visitara la corte española para informar de la situación de la conquista y el proceso de evangelización en la región. Estas vestían de negro con cuello blanco y usaban una toca alta con faceta de barco de papel.

La monja del vaso es el aparición de una religiosa que vaga por los claustros del Hospital San Juan de Dios de la ciudad de San José. La persona que la substrajo, un viajero guatemalteco, vino a Costa Rica, donde recaló en Santa Cruz. Es patrimonio histórico arquitectónico de Costa Rica desde el 7 de noviembre de A este aro se le colocan telas vistosas que simulan enaguas. En tal actividad se encontraba, cuando se distrajo por una caja de madera que flotaba. La imagen de la Virgen de La Generación fue traída de España entre y por fray Lorenzo de Bienvenida, como regalo del rey Felipe II después de que el fraile visitara la corte española para informar de la situación de la conquista y el proceso de evangelización en la territorio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*