Latitud de selección

VISOR DE OBRAS.

0 Comments

Hay un verdadero furor contra todo lo que en política sea especulativo, tachando, con odio o desdén, de detestable metafísica.

Conocer a - 364553

Collation : p. 7-52 illus.

La Constitución de seria símbolo de armisticio y del orden liberal. Ilustración y liberalismo En los Diputados liberales es también perceptible el pensamiento de la Ilustración. Desde luego, la soberanía doméstico y la defensa de una Legislación, concebida en su moderno sentido, eran dos premisas que habían defendido ya distintos autores a lo largo del siglo XVIII, incluso bastantes años antiguamente de la Revolución francesa. Se trataba, pues, de un error histórico, empero que no comportaba una incorrecta enjuiciamiento de los dogmas configuradores del Estamento liberal. Tiempo habría, sin embargo, de que estas tendencias reformistas se llevasen a cabo. Ellas desempeñarían la actuación legislativa, pues el Monarca sólo podría interponer un veto suspensivo a las leyes aprobadas en Cortes. Todo ello fue modificando la teoría y el programa constitucionales del liberalismo español. No es extraño que así fuera. Levante giro doctrinal del liberalismo europeo se plasma, como no podía dejar de ser, en los textos constitucionales de la época.

Langue : Espagnol

El poder constituyente ocupaba respecto de la teoría constitucional el mismo lugar que la duda metódica respecto de la filosofía y la ciencia moderna. La Constitución de seria símbolo de armisticio y del orden liberal. La abstracción de Nación defendida por los Diputados liberales requería distinguir, como habían acción ya los liberales del 91, entre la titularidad de la soberanía y su ejercicio: la primera recaía en la Nación; la segunda en los órganos que actuaban en su nombradía. Ahora bien, en una prueba de prudencia y sensatez políticas, se vieron obligados a transigir. Si los Diputados liberales fueron los principales artífices de este código es lógico pensar, aun cierto punto, que en él se plasmaron sus ideas constitucionales. Sin bloqueo, no conviene confundirlos.

La Constitución de Cádiz y el Liberalismo español del Siglo XIX

El eclecticismo triunfa. La recepción del iusnaturalismo racionalista en la España del siglo XVIII es algo fuera de achares, aunque se discuta su cuantía y alcance. La Constitución de , ganancia señero de una guerra de Liberación nacional, primero, y enarbolada osadamente, después, ante las fauces de la alergia internacional, se convirtió en un punto de referencia para todo el acción liberal y nacionalista de Europa y América, marcando, así, un hito decisivo en la historia del constitucionalismo occidental y no sólo en el castellano. El respeto y acatamiento de las leyes fundamentales era para los Diputados liberales un límite moral a los poderes de las Cortes, pero no era un límite jurídico.

Conocer a hombres - 481617

Déficit destacarse a este respecto la buena acogida dispensada a la «Historia General de España»,del jesuita Mariana, entre otras muchas obras de Historia que circulaban con profusión, así como la renovación que se produce en los aprendizaje de Historia del Derecho, a cargo de una larga lista de autores: Macanaz, Asso de Manuel, Sempere y Guarinos, Sotelo, Burrier, Jovellanos y Martínez Marina. A estas tesis contractuales, tomadas sobre todo de Samuel Puffendorf, se acogieran, por ejemplo, Campomanes, Aranda y Floridablanca. En es nombrado oficial máximo del Ministerio de Relaciones Exteriores, visita por el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Patria, Manuel de la Peña y Grupo, y el Ministro Universal Luis de la Rosa, a formar parte del Gobierno Provisional; también inicia su acción literaria y periodística, en funda con Antonio Pérez Gallardo el diario El Demócrata tratando temas sobre las reformas indispensables para el progreso de la sociedad, política y partidos políticos entre otros. Zarco fue un hombre con una amplia capacidad para dedicarse a la crítica literaria y su difusión; con una prosa clarísima por su manejo impecable del idioma español, su vida la dedicó en cuerpo y alma al periodismo propositivo, polémico, educacional y de discusión de los problemas y soluciones para el país. Antiguamente al contrario, lo agravaba. Entre ellos no había partido político, o facción que estuviese aliada, los moderados, los puros y los conservadores estaban totalmente distanciados, se sentían agraviados entre sí. Y sin estas concesiones, sin achares importantes, probablemente hubiese sido imposible, sobre todo después de que las Cortes decretasen la Libertad de Imprenta y aboliesen el Tribunal de la Inquisición.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*