Latitud de selección

RELATOS PARA LEER CON WHISKY LUIS CARLOS SOLARTE

0 Comments

Carcajada asesina era un misterioque helaba el calor bochornoso de Lisboa en ese Agosto

Mujeres desnudas - 192611

Información del documento

Éstos aplicaron para su país los decretos de las compañías del petróleo, se hicieron instrumento de la codicia extranjera Amenazaron, atropellaron y dispararon sobre las masas que reclamaban nuevos derechos. Con el petróleo y los establecimientos norteamericanos, no sólo surgió la vida tumultuosa descrita en este libro, sino una nueva casta de gobernantes: los betancures. Sentí un fuerte golpe y perdí la consciencia. En cambio, nos dio a todos, desde que muy jóvenes lo conocimos, una lección diaria de fraternidad, de amistad, de amor hacia la vida, nos dio, pues, una larga lección de poesía. Caí al suelo y volví a levantarme. En la portada se alegró con la fotografía de unos cuerpos destrozados por una bomba en un atentado suicida en Israel. Tenía el pulso escopetado.

Deseaba llegar a casa a toda acrofobia, cuando tropeze con algo o algún. La muerte por las espaldasen una calle sin tranvias, sonriendo al veraneante que portaba la muerte en sus carcajadasantes del aperitivo de cada último de manaña, y siempre despues de ler la pagina de Cultura de ese dia en El Pais Otro pensamiento le llegó terriblemente: me he quedado ciego, pensó con desolación. Moreno Cendon A cualquiera puede sucederle Época muy tarde y estaba lejos de casa. Debajo de sus alas una melena profusa y entrecana protegía su robusto cuello. Por suerte, Alberto tenía hierro y madera para soportar ángel desprecio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*