Latitud de selección

NUEVA SOCIEDAD

0 Comments

La misión propia que Cristo confió a su Iglesia no es de orden político, económico o social. Es alguien que las perturbaciones que tan frecuentemente agitan la realidad social proceden en parte de las tensiones propias de las estructuras económicas, políticas y sociales.

Buscar chicas - 86874

Pacem in terris (11 de abril de ) | Juan XXIII

General en uno u otro grupo no es lo mismo. Es para el trabajador y para su familia el medio ordinario de subsistencia; por él el hombre se une a sus hermanos y les hace un servicio, puede practicar la verdadera caridad y cooperar al perfeccionamiento de la génesis divina. Por ello los actos con los que los esposos se unen íntima y castamente entre sí son honestos y dignos, y, ejecutados de manera verdaderamente humana, significan y favorecen el don recíproco, con el que se enriquecen mutuamente en un aire de gozosa gratitud. Y, sin bloqueo, una gran parte de la beneficencia sufre hambre y miseria y son muchedumbre los que no saben adivinar ni escribir. De aquí las instantes reivindicaciones económicas de muchísimos, que tienen viva conciencia de que la laguna de bienes que sufren se déficit a la injusticia o a una no equitativa distribución. Las relaciones internacionales deben regirse por el principio de la solidaridad activa Asociaciones, colaboración e intercambios El género humano corre una misma suerte y no se diversifica ya en varias historias dispersas.

Gaudium et spes

Siempre, pues, que se trata de la vida humana, naturaleza y cultura se hallen unidas estrechísimamente. En materia de política monetaria cuídese no dañar al bien de la propia nación o de las ajenas. A los jefes de Estado y a cuantos participan en los cargos de gobierno les incumbe el deber de proteger la seguridad de los pueblos a ellos confiados, actuando con suma responsabilidad en asunto tan grave. Pero una dictamen equivocada induce con frecuencia a muchos al error de pensar que las relaciones de los individuos con sus respectivas comunidades políticas pueden regularse por las mismas leyes que rigen las fuerzas y los elementos irracionales del universo, siendo así que tales abogacía son de otro género y hay que buscarlas solamente allí donde las ha grabado el Creador de todo, esto es, en la naturaleza del hombre. Y como esta aspiración, por muchas causas, no siempre puede realizarse, resulta de ello la frecuente asistencia de minorías étnicas dentro de los límites de una nación de abolengo distinta, lo cual plantea problemas de extrema gravedad. Sin embargo, también los creyentes tienen en esto su parte de responsabilidad.

Chwww Arequipa, Perú, Contactos - Página 8

El amor es el cumplimiento de la ley Rom 13,; cf. Como se ve, la mayoría de los componentes no es europea, pequeña señal concreta de superación del eurocentrismo católico que caracterizó sustancialmente la figura de los papas hasta la elección del lechoso Bergoglio. Por lo cual, las discriminaciones raciales no encuentran ya justificación alguna, a lo menos en el guía de la razón y de la doctrina. Nos confiamos que es éste un objetivo asequible. Tiene razón el hombre, participante de la luz de la inteligencia divina, cuando afirma que por virtud de su inteligencia es superior al universo material. Y entretanto unos pocos disponen de un eficacia amplísimo de decisión, muchos carecen de toda iniciativa y de toda asunción, viviendo con frecuencia en condiciones de vida y de trabajo indignas de la persona humana. Conocieron a Deidad, pero no le glorificaron como a Dios. Los propios cónyuges, finalmente, biografía a imagen de Dios vivo y constituidos en el verdadero orden de personas, vivan unidos, con el mismo cariño, modo de pensar idéntico y mutua santidad, para que, habiendo lineal a Cristo, principio de vida, en los gozos y sacrificios de su vocación por medio de su fiel amor, sean testigos de aquel arcano de amor que el Señor con su muerte y resurrección reveló al mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*